cabeza agachada algoritmos

Desgranamos los algoritmos de Facebook, Twitter e Instagram

cabeza agachada algoritmos

Los “instagramers” están indignados porque sus cuentas están pasando desapercibidas, los tuiteros se enfadan con la red social del pajarito porque cada vez se parece más a Facebook y, mientras, la compañía de Zuckerberg parece alejarse de su esencia de plataforma personal. Los culpables de este caos no son otros que los constantes cambios de algoritmos que de un tiempo a esta parte no dejan de aplicar las tres redes sociales reinas en número de usuarios. Para entenderlo mejor, un algoritmo es una secuencia de instrucciones que representa un modelo de solución para determinados tipos de problemas. Dicho de otra manera, el algoritmo es el conjunto de pasos a seguir para arreglar o mejorar una funcionalidad dentro de una aplicación o página web. 

El más veterano en estas lides de modificar algoritmos fue Facebook, cuando en 2006 introdujo su News Feed, una funcionalidad que como ellos mismos explicaban, “nos mantendría al tanto de lo que ocurre en la vida de nuestros amigos”. Desde entonces no ha dejado de cambiar su algoritmo para privilegiar unos contenidos sobre otros dentro de la red social por excelencia.

Twitter ,en cambio, mantuvo su esencia original hasta el pasado año, cuando cambió el orden cronológico de su timeline para empezar a ordenarlo según la relevancia de sus usuarios, para que no perdiéramos nada “de lo que de verdad nos interesa”, explicaron desde la compañía de Jack Dorsey.

El tercer miembro de este trío de ases es Instagram, que ha sido la última red social en anunciar que va a aplicar cambios en su algoritmo. Una decisión que ha levantado ampollas entre usuarios y marcas y que ha sido especialmente polémica porque, hasta la fecha, la plataforma de fotografías propiedad de Facebook no ha revelado cuándo empezará a operar su nuevo algoritmo.

Lo cierto es que todas estas redes sociales se escudan en el mismo motivo para justificar sus cambios de algoritmo: mejorar la experiencia de usuario y mostrarle lo que de verdad le importa. La realidad es que muchas veces estos cambios responden más a la maximización del beneficio económico y la captación de publicidad que a la implementación de sus servicios.

Esta serie de cambios dificulta la labor de muchos community managers, quienes tienen que readaptar sus estrategias de contenidos cuando ya habían empezado a afianzarse con las anteriores. Para ayudarles, hemos elaborado un pequeño resumen con el funcionamiento de los algoritmos de estas tres redes sociales (teniendo en cuenta que, en cualquier momento, pueden volver a cambiar):

Facebook

Facebook-create

Nuestro objetivo es construir el periódico personalizado perfecto para cada usuario”. Con estas palabras explicaba Mark Zuckerberg la filosofía del News Feed de Facebook, que desde su implantación ha ido variando el orden y la aparición de los contenidos según el comportamiento de los usuarios dentro de la red social.

¿Cómo funciona?

Desde su inclusión en 2007, el principal chivato de nuestros gustos e intereses es el botón ‘Me gusta’. Pero no es el único: a los botones de reacciones hay que sumar la sofisticación del algoritmo de Facebook, con diferencia el más complejo de las tres redes sociales que estamos comentando. Éste tiene en cuenta cientos de variables, lo que le permite predecir con un elevado grado de acierto el contenido que un usuario va a compartir, lo que le va a gustar o lo que no (ocultándolo o denunciándolo).

La magia del “relevant score”

Esta predicción se cuantifica con un número a modo de puntuación llamado “relevant score” y que es específico para cada usuario y los contenidos con los que interactúa. Una vez que  Facebook asigna una puntuación a cada contenido, los clasifica y los ordena de mayor a menor en el News Feed. Se sigue la misma mecánica para los anuncios ya que realiza un cálculo basándose en el feedback positivo o negativo que un anuncio recibe del target.

Entre algunos usuarios de Facebook se está extendiendo la sensación de que el contenido de páginas y los anuncios patrocinado estaban restando espacio al que generaban sus amigos. Para corregirlo, el algoritmo ha empezado a puntuar más alto a los contenidos personales y la red social ha empezado a ofrecer alternativas como la de la opción de “Preferencias” con la que el usuario puede personalizar su News Feed y elegir qué contenidos quiere que aparezcan primero, o seleccionar amigos cercanos para recibir notificaciones específicas de su actividad.

Formato vídeo

Desde junio de 2015, Facebook calcula el tiempo que cada usuario dedica a leer determinados posts o contenidos para entender el interés que muestran, y en función de esto, los incluye o no en el News Feed de sus amigos.

Más o menos por la misma fecha, los ingenieros de Zuckerberg empezaron a poner un especial interés en los contenidos audiovisuales y en entender cómo se relacionan con él los usuarios. Para ello realizaron una encuesta que les reveló  que existían otras variables, además del “Me gusta”, para verificar si un vídeo interesaba o no, como por ejemplo subir el volumen o verlo en modo de pantalla completa. Detalles como estos le sirven a Facebook para mostrarte vídeos similares al principio de tu News Feed.

Twitter

twitter-princ

El Timeline de Twitter funciona de un modo muy diferente al News Feed de Facebook. Hasta hace poco se basaba en el orden cronológico de los tweets, pero si un usuario seguía un número considerable de cuentas, era muy probable que se perdiera muchos de ellos. Para que esto no ocurra, la red social de los 140 caracteres ha hecho cambios en su algoritmo, lo que algunos han interpretado como el fin de su esencia de información en tiempo real.

¿Cómo funciona ahora?

El usuario de Twitter tiene ahora dos nuevas funcionalidades: por un lado está la que elabora un resumen con los tweets más interesantes que se haya perdido mientras no usaba la aplicación ( “Mientras tú no estabas”) y que funciona con mayor o menor frecuencia en función de lo activo que este sea. En cualquier caso, lo que prometen desde la plataforma de microblogging es que dicho resumen se base en los intereses del usuario.

La otra herramienta, y probablemente la que mayor polémica ha suscitado, es la que ha cambiado el orden cronológico del Timeline por otro en función de la relevancia; es decir, ahora muestra en primer lugar los tweets de aquellos usuarios con los que en teoría más interacciona, y a continuación aparecen los demás. Otra pega que muchos le ponen a esta funcionalidad es que resulta difícil diferenciar los tweets destacados de los que no lo son, ya que en teoría no hay un tope máximo.De todos modos, estas herramientas no son irreversibles, y siempre puedes volver al Timeline cronológico tradicional.

Instagram

1-instagram-logo-new-942x531

Instagram había permanecido intacta hasta hace muy poco. El único cambio que había experimentado fue el que se produjo en 2014, dos años después de su adquisición por parte de Facebook, y  que consistió en perfilar su opción de “Explorar” para que el usuario viera aquellas fotos que más le interesaban y no cualquiera como venía siendo hasta ese momento.

La controversia vino cuando el pasado 15 de marzo la red social de fotografías publicaba en su blog que cambiaría su manera de presentar los contenidos en el timeline de sus cerca de 400 millones de usuarios, mediante un algoritmo que seleccionaría los que en teoría fueran más interesantes para ellos, en lugar de presentarlos por orden cronológico. La justificación se basaba en que el 70% de sus fotografías se pierden en el limbo de la red sin que nadie las vea.

¿Cómo funcionará?

Antes de nada hay que aclarar que este cambio en el algoritmo de Instagram no hará que el usuario deje de ver una u otra fotografía, sino que las ordenará de forma diferente. Así lo han manifestado desde la red social para tranquilizar a aquellos usuarios y marcas preocupadas por la pérdida de visibilidad que esto les podría acarrear.

Así, el nuevo contenido de Instagram funciona en base a estos elementos: el número de ‘Likes’ y comentarios que tenga el post, la relación y engagement del usuario con las fotos de determinada cuenta,  la hora a la que fue publicada la fotografía o la interacción entre usuarios.

Al final lo que muchos expertos en marketing digital coinciden en señalar es que,independientemente del funcionamiento de estos algoritmos, siempre gana el contenido de calidad, interesante y de relevancia.

 

 

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies