Frenos a la internacionalización empresarial

Estrategia Comentarios desactivados en Frenos a la internacionalización empresarial

El objetivo razonable de cualquier empresa es desarrollar su actividad generando beneficios. Si bien, es necesario tener en cuenta que, en muchos casos, para crecer empresarialmente, igual que en tantos ámbitos., es necesario, si no, inevitable, salir de la zona de confort.

En los inicios de su actividad empresarial, las empresas comienzan estudiando el mercado doméstico con el objeto de hacerse un hueco en el panorama empresarial nacional.

Tiene sentido. Es el ámbito geográfico conocido, y el primer paso lógico en la implantación de una empresa que quiere ganar peso en el mercado.

No obstante, este proceso puede llegar a estancarse, y no llegar a las expectativas esperadas por los empresarios.

Con el desarrollo del negocio y el afianzamiento y crecimiento de la empresa, las compañías no pueden evitar encararse con nuevos retos, y nuevas metas que alcanzar, de modo que la expansión territorial cobra un carácter casi forzoso.

El desarrollo de nuevos productos/servicios además de los propios, puede ser una alternativa para fomentar el crecimiento empresarial, pero la entrada a nuevos mercados cobra cada vez más relevancia por las ventajas que conlleva.

En definitiva, se trata de expandir la oferta de los productos/servicios con los que la empresa se ha consolidado en el mercado nacional hacia nuevos clientes.

En este punto surgen dificultades, pues al alejarnos del entorno conocido, de “nuestra casa”, nos encontramos en un ambiente extraño a nuestros conocimientos de mercado. Aquí es donde entra en juego el miedo empresarial.

Para hacer frente a este “temor”, la opción óptima es realizar una investigación de mercados en profundidad y obtener la máxima información posible para tomar decisiones estratégicas correctas.

La búsqueda de información es crucial para saber todas las opciones que tenemos porque una de ellas puede venir a ser una solución para nuestro negocio.

Los grandes miedos de salir del territorio nacional son:

1.       Miedo a la complejidad;

2.       Miedo al riesgo;

3.       Miedo a no conseguir satisfacer las necesidades de potenciales clientes;

4.       Miedo a no alcanzar con la logística y operativa actual;

5.       Miedo a la competencia;

6.       Miedo al fracaso.

Así lo confirma el director de Internacional de la Cámara de Comercio de España, Alfredo Bonet: “El primer reto de la pyme en su expansión internacional es atreverse”[1].

Para lograr la expansión internacional de tu empresa es importante evitar los miedos y atreverse a salir de la zona de confort y del territorio nacional

La sensación confort y comodidad puede llegar a ser peligrosa en el desarrollo de un negocio. El hecho de que una empresa se sienta “cómoda” en su mercado origen puede incluso impedir que punta su foco en oportunidades que tiene delante.

Los buenos gerentes son los que saben controlar la situación actual pero también saben prever y vaticinar el futuro de su negocio, y para eso es necesario tener la vista más allá de las fronteras nacionales. El miedo a la investigación de nuevos mercados en los que desarrollarse no puede ser una opción para las empresas, pues siempre es mejor tener más información.

Realiza una investigación del mercado e infórmate bien para decidir si tu negocio debe internacionalizarse como alternativa o quedarse solo en tu país

Cuanto más conocimiento tengamos sobre los ambientes alternativos, más nos podremos dar cuenta de si la internacionalización es una alternativa para nuestro negocio, por diferentes motivos:

  1. El mercado nacional ya no es suficiente para crecer;
  2. Ganar prestigio con una marca internacional;
  3. Los mercados exteriores son mejores que el nacional;
  4. Diversificar riesgos comerciales y de aprovisionamiento;
  5. Disminuir costes de producción / comercialización;
  6. Etc…

Para algunas pequeñas empresas ya salir de su región es muy difícil y ni se plantean operar fuera de su país. Según el Instituto de Estrategia “sólo un 7% de las pymes españolas plantea vender sus productos en otros países”.

No plantear la opción significa no buscar información y así no tener el mismo poder de decisión que otras empresas que indagan en todas sus posibilidades.

“En concreto, sólo un 12% de las empresas españolas exportó bienes y un 9% exportó servicios no turísticos durante el período 2001-2011”[2].

La idea que desde Aratech queremos trasmitir es que aún se observa mucha reticencia a salir de la zona de confort. No es que la adopción de un proyecto de internacionalización se la solución para impulsar cualquier negocio, pero hay que plantearse la opción.

Investigar una forma de disminuir costes con proveedores internacionales o aumentando las economías de escala, llegar a nuevos y más clientes y, por supuesto, dotar de reconocimiento internacional a nuestro negocio con formas de alcanzar el éxito empresarial.

Según eleconomista. (2016) “Cada vez más, la clave está en el exterior. La digitalización, en definitiva, la globalización, ha hecho que las fronteras que antes parecían insalvables para los pequeños y medianos empresarios, hoy no sean más que un obstáculo perfectamente salvable y una oportunidad para extender el negocio más allá del mercado local; porque multiplicar espacios es, en el fondo, multiplicar las opciones de éxito”.

El futuro de tu empresa puede pasar por la internacionalización o por otras muchas opciones de las que debes informarte para elegir bien la alternativa
[1] Álvaro Petit. (2016). El economista Sitio web: https://www.eleconomista.es/emprendedores-pymes/noticias/7986013/11/16/El-miedo-al-fracaso-frena-la-internacionalizacion-de-las-pymes.html

[2] Banco de España (2012).

Author: Pedro Lemos Gomes

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies