Pasado, presente y futuro de nuestra interacción con el ordenador

Móviles Comentarios desactivados en Pasado, presente y futuro de nuestra interacción con el ordenador

Si echamos la vista atrás para recordar el primer ordenador que vimos en nuestra vida, nos daremos cuenta de la gran cantidad de diferencias con respecto al dispositivo que ahora estamos utilizando mientras leemos este artículo.

Seguramente recordaremos un formato de pantalla más o menos cuadrado, un monitor bastante aparatoso y seguramente una carcasa de plástico beige.

En esta última década se han consolidado los estándares en diseño para los dispositivos, especialmente en cuanto a su hardware.

Apenas han experimentado cambios desde 2008, año en el que la compañía Apple comenzó a hacerse popular tras su presentación del iPhone. Desde entonces todos los dispositivos tendieron a convertirse en herramientas ligeras, brillantes y lisas.

EVOLUCIÓN DE LA INTERACCIÓN

Dejaremos de lado elementos interactivos como el teclado o el ratón, que han sufrido tímidos cambios en cuanto a su diseño desde su creación, nos centraremos entonces en la interfaz principal de nuestros dispositivos actuales, las pantallas.

Los primeros ordenadores carecían de pantalla, eran los famosos aparatos que ocupaban habitaciones enteras.

La interfaz consistía en una serie de botones a modo de teclado inmenso repartido por grandes superficies denominados paneles de control que lograban comunicarse con el personal mediante el encendido y apagado de luces.

En este sistema de comunicación era imprescindible conocer con anterioridad el funcionamiento de la máquina y familiarizarse poco a poco con su interfaz. El aprendizaje era anterior al uso de la máquina.

Con el tiempo empezaron a integrarse las pantallas. La primera tecnología en implantarse fue la CRT (tubo de rayos catódicos).

Una interfaz monocromática que admitía formatos principalmente de texto, con algunas funciones adicionales para resaltar secciones.

Una estética que inmortalizarían en la película de Matrix. Todavía era imprescindible un conocimiento técnico del lenguaje informático para manejar correctamente el ordenador.

Poco tiempo después se empezaron a comercializar pantallas a color. La resolución todavía dejaba ver los píxeles a simple vista pero con el tiempo mejoraría la calidad y se empezaría a aumentar el tamaño de las pantallas.

El formato pasó del cuadrado al apaisado ya que facilitaba una sensación inmersiva y se adaptaba mejor a la forma de nuestro campo visual.

Fue a partir de entonces cuando se integraron a las interfaces los diseños de los sistemas operativos.

Se investigaban las fórmulas visuales que facilitan la comprensión y la organización de los contenidos de una forma más intuitiva para los usuarios, de hecho se tomó como referencia en muchos casos elementos que se utilizaban hasta entonces.

Las carpetas, los ficheros, y siempre se buscó relacionar este mundo digital con el físico, de ahí la denominación de las ventanas.

La organización de los contenidos, la aparición de pantallas con tubo de rayos catódicos y los diseños operativos mejoraron los ordenadores con el tiempoEsta tecnología coqueteó con la interacción táctil directa con la pantalla, pero es cierto que no tuvo tanta aceptación como sucedió en los Smartphones, todavía es tímida la introducción en los hogares de ordenadores con pantalla táctil, a pesar de ser una tecnología comercializada ya en 1983 con el HP 150.

Un equipo que a través de una red de rayos infrarrojos podía identificar en qué coordenada se había situado un elemento opaco.

La interacción táctil con la pantalla no tuvo aceptación al principio en los ordenadores, al contrario de lo que había sucedido en los smarthpones

Esta tecnología fue la antesala del Smartphone, el gran salto evolutivo del pc.

La utilización del Smartphone como lo que hace años era el ordenador personal, ha superado al pc, utilizamos cada vez más los Smartphones para hacer todo tipo de actividades y lo hacemos desde cualquier lugar, conectados las 24 horas del día.

Un dispositivo con interfaz casi completamente táctil y con un sistema de comunicación ideado para ser lo más sencillo e intuitivo posible que ni siquiera requiere de un manual previo.

Las interfaces hoy en día se especializan para guiar de una forma natural al usuario, mediante experiencia de usuario consiguen transformar el lenguaje de la máquina en lenguaje humano, algo que ya tenemos aprehendido.

En el 2014 la compañía LG lanzó un Smartphone que se salía ligeramente del diseño estándar. Este aparato presentaba una ligera curvatura a lo largo de toda su superficie.

Era el resultado de una vía de investigación centrada en el desarrollo de pantallas flexibles. Estamos en la época de los televisores curvos y los Smartphone empiezan a integrar sutilmente estas tecnologías.

Los smarthpones evolucionaron a pantallas flexibles y con una ligera curvatura y la interacción con el ordenador fue menor

No conocemos a ciencia cierta si este será el futuro de los Smartphone o la tecnología digital en general, pero resulta realmente sorprendente ver algunos de los prototipos que ya existen de estas tecnologías e imaginar maravillados las posibilidades que nos deparará el futuro.

Por el momento podemos deleitarnos con pantallas flexibles ya existentes que desarrollan laboratorios como el Human Media Lab de Canadá, especializado en la investigación de esta modalidad de pantallas flexibles.

O también con los avances de las grandes compañías asiáticas como Samsung, LG o Lenovo que ya han presentado en varias ocasiones, en especial durante el 2016, novedosos formatos que utilizan estas pantallas flexibles.

Nos harán soñar con papeles interactivos, smartphones adaptables a nuestra muñeca, smartphones que se convierten en tablets, pantallas que podremos llevar enrolladas en un simple bolígrafo, pantallas que podemos recortar para ajustarlas a la forma deseada y mucho más.

El futuro de los smartphones deja a la interacción con los ordenadores de lado y se espera un papel más interactivo de los móviles con los nuevos modelos

Author: Tamar Buelta Santiago

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies